2009-2014: Demagogia y locura

¿La Patria vale menos que un puñado de obras?

Hoy 30 de junio de 2014 finaliza el período gubernamental del señor Ricardo Martinelli Berrocal y si fuera posible sintetizar todo lo acontecido durante estos cinco años, escogería dos palabras: demagogia y locura.

¿Qué es demagogia?

El diccionario de la Real Academia de la lengua española define demagogia como:

“Degeneración de la democracia, consistente en que los políticos, mediante concesiones y halagos a los sentimientos elementales de los ciudadanos, tratan de conseguir o mantener el poder”.

La demagogia de este gobierno saliente se manifestó a través del aparato propagandístico, en el cual se invirtió mucho dinero y esfuerzo a fin de promocionar los megaproyectos y las megaobras que se construyeron con el propósito, según este, de garantizar el desarrollo de nuestro país y que el mismo progresara.

Y así se gastaron miles de millones de dólares en construcciones que, dicho sea de paso, costaron mucho más de lo que debieron costar, y otros tanto miles de millones de dólares para lavar el cerebro de la población a fin de hacer ver que el “gobierno del cambio” estaba trabajando como debía ser.

Tal fue el impacto de la maquinaria propagandística (comparable con la de la Alemania nazi con respecto a sus megaproyectos en su tiempo), que: primero, un amplio sector de la población perdió de vista las maquinaciones y los atentados que se perpetraron en contra de la institucionalidad y de los propios panameños; de tal forma que las carreteras y la modernización del transporte se convirtieron en lo más importante, por encima, de los valores de la dignidad, del respeto y de la vida humana inclusive.

Esta gente que decía que el gobierno del cambio era un gobierno para el país, era la misma gente que ordenó las matanzas de Bocas del toro, Chiriquí y Colón, cuando el honorable pueblo de estas provincias mostró su desacuerdo contra proyectos de ley impulsados, a tambor batiente, en la Asamblea nacional que ya estaba controlada por el ejecutivo con ardides que analizaremos posteriormente. Esta misma gente no hizo nada para evitar que los costos de los alimentos alcanzaran la estratósfera. Esta misma gente no hizo nada para evitar el colapso de nuestro sistema educativo (de hecho quisieron encubrir este colapso sacando a Panamá de las pruebas PISA). Esta misma gente no hizo nada por proporcionar un sistema de salud más digno, humano y eficiente para la mayoría de las personas, que no puede pagar servicios médicos privados.

En resumen, el propósito del señor Martinelli a través de la demagogia que empleó durante sus cinco años era perpetuarse en el poder mediante la exaltación del puñado de megaobras.

5 años de locura

Pero este gobierno no solo se caracterizó por ser demagogo a escalas surrealistas sino también por complacer los delirios de grandeza y de megalomanía que envolvía a la cúpula que estaba en el poder. Estas conductas megalómanas (patológicas desde el punto de vista psicológico) se materializaron en el acaparamiento del poder en manos del ejecutivo y en el intento de aniquilación de todas las organizaciones e instituciones que se mantuvieron firmes ante las embestidas de una criatura malévola que intentaba apoderarse de la esencia de su ser para corromperlas y lograr su cometido (el Tribunal electoral, por ejemplo).

Bien es sabido por todos los panameños y aun por los extranjeros,  cómo la Asamblea nacional,  la Corte suprema de justicia (organismo que hizo silencio ante las constantes violaciones a nuestra sagrada Constitución por parte del ejecutivo) y otras instituciones estatales sufrieron una metástasis cuyo cáncer fue la corrupción a un nivel sin precedentes en la historia patria y cuyo desarrollo y fortalecimiento fue manejado por una cúpula de pocas personas (o tal vez de una sola), los cuales se autodenominaban “el gobierno del cambio”.

Recordemos un poco de historia nuevamente. Era el año 1933 y el país es, otra vez, Alemania. Hitler necesitaba eliminar todo vestigio de oposición y hacerse con el control total del parlamento alemán (Reichstag) y así poder garantizar su perpetuidad en el poder. De esta forma el día 27 de febrero de 1933 un voraz incendio, que se cree que fue provocado, destruyó el edificio del parlamento ¿Consecuencias? Se acusó a los comunistas de la destrucción del Reichstag y se ilegalizó su organización; lo que trajo como resultado que el partido Nazi tuviera el camino abierto para irse apoderando poco dicho órgano del estado para poner en marcha sus “grandes proyectos” para Alemania. Todos sabemos en cómo terminó esa historia…

El gobierno del señor Ricardo Martinelli, empleando, pues, la misma lógica de Adolf Hitler, la cual se resume en “el fin justifica los medios”, compró las conciencias de los diputados de los partidos de oposición mediante el soborno, las promesas de partidas millonarias y el chantaje; y, de esta manera, se apoderó poco a poco del poder de la Asamblea nacional para ejecutar sus “grandes proyectos” para Panamá y perpetuarse en el poder más allá del 2014. Y todo esto ante el aplauso y la admiración de gran parte de la población panameña de la misma manera en que los nazis se llevaron las ovaciones y el fanatismo de gran parte de la población alemana en su época.

Para este puñado de gente valió más un par de migajas monetarias que el respeto a la CONSTITUCIÓN, la institucionalidad, la gobernabilidad, la estabilidad, la democracia y, en definitiva, la Patria misma.

Dos palabras que sintetizan cinco años de gobierno…

En conclusión, cuando trato de recordar todos los hechos acontecidos durante estos cinco años de gobierno del cambio, logro sintetizar todos los abusos, la tristeza, el dolor, la muerte, el engaño, la falsedad, la hipocresía y, más tristemente, la ignorancia en dos palabras: demagogialocura.

Aún queda mucha tela por cortar, pero el limitado espacio de esta entrada me impide profundizar más al respecto, por lo que es mi ruego que todos nos remitamos a las fuentes de información que han acumulado 5 años de material abundante y bastante accesible y así emitir un juicio de valor bien fundamentado y sustentado acerca del período de gobierno que culmina hoy 30 de junio de 2014.

¿Cómo definiría usted estos cinco años de gobierno? ¿A qué lo haría comparable? ¿Qué análisis crítico hace a fin de emitir sus opiniones con respecto a lo obrado durante este período?

MÁS INFORMACIÓN

El sarcasmo de Goering tras el incendio del Reichstag 

El incendio del Reichstag, la excusa de Hitler

Acerca de los sobrecostos de las megaobras

Dudas que dejaron las muertes de Changuinola

Crímenes siguen impunes 

Expedientes por muertes en Colón sin acusados 

Panamá debe explicar las muertes de manifestantes en Colón 

Transfuguismo. entre beneficios y recompensas 

Exjuez estremece la justicia 

El examen que evitó la educación de Panamá

La canasta básica supera los 340 dólares 

YOUTUBE

Varios muertos y decenas de heridos por protestas indígenas

“Bocas le pide a Dios” 

Un muerto y varios heridos saldo de protestas en Panamá 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s